Conoce 3 estrategias de control industrial

En la actualidad, los procesos industriales son casi en su totalidad, automatizados, de hecho es poco probable encontrar alguna empresa en la cual ésta tarea sea ejecutada de manera manual.

Y para que esto sea posible, está la ingeniería de control, la cual se encarga del desarrollo de controladores automáticos para que desarrollen estas tareas, considerando una serie de criterios, y así lograr que la operación sea ejecutada de manera automática.

Pero hasta estos sistemas requieren de la aplicación de estrategias de control, las cuales se encargan de mantener la estabilidad en el sistema, consisten en instrumentos o equipos que están dispuestos de acuerdo a las indicaciones del ingeniero de proceso. Las estrategias de control más empleadas te las explico a continuación.

Control realimentado

Esta es la estrategia de control más usual, porque consiste en un sistema de lazo cerrado, el cual ofrece un parámetro de gran importancia, como es la referencia. La cual funciona como variable de entrada del sistema.

Al momento que ocurre la realimentación, se puede comparar la salida del sistema y la referencia desead, esa diferencia que se presenta se ingresa al controlador, el cual se encargará de hacer todo lo posible para que el sistema llegue al valor deseado.

Con éste tipo de sistemas es mucho más sencillo eliminar de manera automática el error entre la salida y la referencia, sin embargo, es necesario realizar el proceso con cuidado para evitar un error que pueda convertir todo el proceso en un sistema inestable.

Controladores en serie o cascada

Esta estrategia requiere de una configuración en la cual la salida de un controlador de retroalimentación cumple la función de ser el punto de ajuste para otro controlador de retroalimentación, pero la particularidad de este control, es que cada sistema o circuito está ordenado dentro de otro.

Este es uno de los controladores más recomendados cuando el control realimentado no ofrece los mejores resultados, o cuando dispones de una variable que se puede manipular y otra que está medida.

También si las perturbaciones influyen de manera directa a la variable de proceso que se puede manipular.

Pero para poder aplicarlo, el sistema debe presentar un lazo interno secundario más veloz que el lazo primario o externo, en una frecuencia de oscilación de al menos 3 veces la frecuencia del lazo primario.

Una vez que sea aplicado, los efectos de la perturbación en la variable secundaria se va a reducir de manera considerable sobre la primaria.

Control anticipativo

Este consiste en la creación de un controlador auxiliar en el lazo cerrado con la finalidad de eliminar o al menos disminuir la presencia de perturbaciones medidas o conocidas respecto al lazo de control, de ahí su nombre anticipativo, porque la intención es prevenir las perturbaciones que se conocen que van a ocurrir.

Por ejemplo, si vives en una provincia en la cual las estadísticas de robos están elevadas, lo primero que harás será contratar a un cerrajero para que se encargue de reforzar la seguridad de tu hogar, y así estar prevenido ante cualquier posible robo.

Por eso es importante conocer una variable que afecta la salida controlada, también conocida como perturbación, de esta manera será posible crear el camino alternativo necesario para hacer lo necesario en compensar el efecto que ésta causa.

error: Content is protected !!