Cómo iniciar una línea de ropa: La guía definitiva de 12 pasos

Empresarios añadidos a esta guía sobre cómo crear una línea de ropa. Lea consejos sobre el diseño de productos, la financiación y mucho más.Caroline Goldstein Sep 10, 2020

Muchos o todos los productos que aparecen aquí son de nuestros socios que nos compensan. Esto puede influir en los productos sobre los que escribimos y en el lugar y la forma en que el producto aparece en una página. Sin embargo, esto no influye en nuestras evaluaciones. Nuestras opiniones son propias. Aquí tienes una lista de nuestros socios y así es como ganamos dinero.

Tal vez hayas estado dibujando diseños desde que eras un niño, has estado haciendo tus propios disfraces de Halloween premiados durante décadas, y ya has vendido todas las camisetas personalizadas que haces en tu garaje. O tal vez sólo eres intensamente emprendedor (y estás obsesionado con el estilo) y quieres una parte de los más de un billón de dólares que flotan en la industria minorista. Independientemente de su impulso, saber cómo iniciar una línea de ropa es muy diferente a simplemente querer iniciar una línea de ropa.

Por suerte, muchos emprendedores de la ropa antes que tú han lanzado sus líneas con gran éxito, y están dispuestos a compartir sus consejos contigo.

Hemos entrevistado a algunos de esos empresarios para elaborar esta guía sobre cómo crear tu propia línea de ropa, desde la generación de ideas de productos hasta la financiación de tu negocio mediante un préstamo para pequeñas empresas (y algunas palabras de sabiduría muy necesarias para impulsarte en tu empeño).

Cómo crear una línea de ropa

Con la competencia, las complejidades e incluso la intimidación asociada a la industria de la moda, es posible que te preocupe que, como empresario sin experiencia, no seas capaz de iniciar nuestra propia línea de ropa.

A la hora de la verdad, sin embargo, a diferencia de lo que ocurre, por ejemplo, con los médicos, montar una línea de ropa no requiere necesariamente una formación especial o un título. De hecho, la mayoría de los diseñadores con los que hablamos no tenían experiencia formal en el sector de la moda antes de crear sus empresas.

Dicho esto, hay que dedicar todo el tiempo y la energía al lanzamiento de la marca de ropa.

Bianca Dabney es la fundadora de BIDA, una línea de ropa de calle sostenible y minimalista. Su carrera como modelo y actriz le inculcó el amor por la industria de la moda y la comprensión de cómo se presentan y comercializan las prendas. Aún así, dice:

"La parte más difícil de poner en marcha mi propio negocio fue adquirir la confianza y la seguridad en mí misma de que podía y debía ponerlo en marcha."

Como muchos de nosotros, Dabney sabía que la universidad era el camino claro que tenía ante sí. "Me crié pensando que ir a la escuela y trabajar en una empresa era realmente la única opción, y me puso nerviosa dejar de lado esa mentalidad y ver que había otros caminos," dice ella.

Fundó su negocio sin ninguna formación formal y utilizó en cambio su experiencia como actriz y modelo en la industria:

"También soy un diseñador autodidacta, por lo que encontrar los recursos para crear la marca fue gratificante y a la vez un reto. La automotivación, la determinación y mi pasión me ayudaron a convertirme en una experta en mi campo."

Al igual que Dabney, es posible que la parte más difícil del proceso, al menos psicológicamente, sea comprometerse a poner en marcha la línea de ropa. Pero si entiendes que el proceso requerirá muchas horas, una capacidad de organización impecable y una curva de aprendizaje potencialmente pronunciada, eres totalmente capaz de aprender por ti mismo cómo hacerlo, sin necesidad de un máster en moda.

1. Escribe un plan de negocio

Siempre es útil redactar y poner en práctica un plan de negocio al principio de la empresa. Este plan servirá de hoja de ruta para alcanzar tus objetivos en los próximos dos años. Pero también hay que saber que tu plan de negocio no está necesariamente grabado en piedra.

«Antes de lanzar BIDA, creé un plan de negocio que incluía la marca, la estrategia de ventas y los elementos de marketing», dice Dabney.

«Sin embargo, he tenido que hacer cambios y ajustes en función de mis clientes y del entorno. Dirigir un negocio es una evolución continua. Es importante tener un plan de acción claro, pero también es importante ser flexible y poder adaptarse.»

Esa capacidad de adaptación es especialmente importante en el negocio minorista, que sufre cambios de tendencia todo el tiempo.

«Es un momento muy emocionante para la moda y a la vez muy imprevisible», dice Ariel Mehrban, fundador de True Vision LA, una línea de ropa de calle con sede en Los Ángeles.

«El mercado recibe nuevas influencias cada día, y siempre hay nuevas tecnologías y nuevas formas de que los clientes encuentren los productos. No creo que nadie sepa dónde se asentará, o si alguna vez se estabilizará. En definitiva, creo que la mejor estrategia para una empresa de moda es mantenerse ágil y adaptable.»

Como sugiere Mehrban, la constante rotación de la industria de la moda puede ser tanto una bendición como una maldición, y mantenerse al día con el mercado puede significar modificar el plan original. Pero tener la sólida base de un plan de negocio puede hacer que navegar por esos cambios resulte mucho menos abrumador.

2. Encuentra tu nicho

Después de crear su plan de negocio, el siguiente paso para aprender a crear una línea de ropa será encontrar su nicho en el mercado y en la industria.

Por lo general, las empresas con más éxito identifican un problema en el mercado y diseñan un producto expresamente para solucionar ese problema. Dicho esto, no es necesario que te sumerjas demasiado en la investigación del mercado en esta fase. Es probable que la idea de una prenda de vestir única se revele en tu vida cotidiana.

Jordan Sack es el fundador y director general de Tillinger, una línea de ropa técnica especializada en camisas de hombre inspiradas en el golf. La idea de sus camisetas aerodinámicas que absorben el sudor surgió cuando estaba de prácticas en Manhattan un verano después de la universidad:

«Estaba deseando que llegaran los viernes de verano porque por fin podía llevar manga corta, pero seguía siendo el típico polo de punto grueso de algodón. Y los fines de semana, siempre jugaba al golf con mis amigos y me encantaba llevar el uniforme de los polos de rendimiento técnico. Pero no podrías llevarlas al trabajo porque son de colores brillantes, con muchos logotipos y sencillamente feas. La idea de crear mis propias camisetas de golf no surgió como un ‘aha!En un momento dado, pero poco a poco me fui interesando por hacer un polo de uso cotidiano, apropiado para el trabajo, que tuviera las propiedades de la típica camisa de golf.»

Este es otro enfoque: Si tienes la intención de diseñar algo pero no sabes muy bien qué es ese «algo», empieza por identificar el público al que te apasionaría servir -ya sean tus compañeros o un grupo demográfico que actualmente está desatendido en el comercio minorista general- y piensa en lo que necesitan de su ropa.

Por ejemplo, Sherri Dombi es la fundadora de Bee Yourself Apparel, una línea de ropa adaptable cuyo diseño permite a las personas mayores vestirse con facilidad.

«Lo primero que tienes que hacer es sentir pasión por lo que haces», dice Dombi. «El mío era ayudar al padre de un amigo a vestirse como antes, pero permitirle vestirse de forma independiente.»

3. Entender su mercado

Una vez que hayas dado con tu idea de negocio, ahora tienes que entender realmente al consumidor al que te diriges. Los diseños, la elección de los tejidos, el presupuesto de aprovisionamiento y producción y los puntos de venta deben responder a los comportamientos de gasto, el estilo de vida y las preferencias estéticas de tu público objetivo, así que no empieces con nada de lo anterior antes de profundizar en el conocimiento de tu base.

Parte de esa investigación debe incluir la investigación de la competencia: estudiar las empresas cuyos productos, estrategias de marketing y de marca admiras, y cuya demografía objetivo compartes.

«El primer paso es realmente absorber la información», dice Mehrban.

» Tienes que aprender todo lo que tus posibles competidores ya saben. Parte de ese tiempo debe dedicarse a estudiar cómo se relacionan con sus clientes. Cuál es el valor que ofrecen a sus clientes? Suele ser algo mucho más profundo que las propias prendas.

Por suerte, esta investigación no tiene por qué implicar habilidades o recursos especiales: Si tienes una conexión a Internet y perfiles en las redes sociales, puedes obtener información valiosa sobre tus clientes y sobre cómo diseñar y comercializar tu producto para ellos.

«Lo bueno de nuestra época es que tenemos acceso a casi todo el mundo gracias a las redes sociales y a diversas plataformas web», dice Mehrban.

» Si te apasiona el diseño, lo más probable es que tengas un producto que la gente aprecie. Lo difícil es encontrar a esas personas. No suscribo el mito de «constrúyelo y vendrán». La respuesta corta? Busca en la web. Encontrar las zonas que frecuentan tus clientes y poner tu producto delante de ellos.»

Dabney se hace eco del valor de utilizar las redes sociales y las herramientas analíticas básicas para definir los comportamientos y necesidades de tu audiencia:

«Para determinar el grupo demográfico al que me dirijo y sus hábitos de consumo, realicé una campaña de pre-lanzamiento que analicé con Google Analytics. El marketing online, como los anuncios de Facebook e Instagram, permite también el análisis demográfico de los objetivos.»

Además de sus preferencias estéticas y su estilo de vida, también querrás saber cómo y dónde gasta tu público en ropa. De este modo, puedes planificar si vas a abrir una tienda física, vender en una plataforma de comercio electrónico o ambas cosas. Incluso si ese local físico es un objetivo a dos o tres años vista, incorpora los planes para su lanzamiento en tu plan de negocio inicial.

4. Registra tu negocio de ropa

Ahora que ha realizado la investigación necesaria sobre su producto, su público objetivo e incluso los costes de puesta en marcha, querrá ocuparse del papeleo adecuado antes de lanzarse a la producción de su línea de ropa.

Para ello, hay un puñado de tareas que querrás llevar a cabo:

  • Elija un tipo de entidad empresarial: En primer lugar, querrá seleccionar el tipo de entidad comercial: empresa unipersonal, LLC, S corp, etc. Cada tipo de empresa tiene sus pros y sus contras, así que deberás pensar cuál es la que mejor se adapta a tus planes y objetivos. Si está pensando en empezar poco a poco, puede optar por una empresa unipersonal y crear una sociedad anónima o una LLC más adelante.

  • Registre su empresa: Dependiendo del tipo de entidad que elijas, es posible que tengas que registrar oficialmente tu negocio en el estado donde vayas a operar. Aunque no esté obligado a registrarse en el estado, puede decidir presentar un DBA, o doing business as, para registrar oficialmente el nombre de su empresa.

  • Obtenga licencias y permisos comerciales: Como mínimo, es probable que necesites una licencia general de funcionamiento para iniciar oficialmente tu línea de ropa. Si vas a operar desde tu casa y vas a poner en marcha tu línea de ropa online, es posible que también necesites permisos específicos, como una licencia de impuestos sobre las ventas y un permiso de ocupación del hogar. Deberá consultar a su organismo estatal y local para asegurarse de que dispone de todas las licencias y permisos adecuados.

  • Conseguir un número de identificación de empleador: Parte de la creación de una línea de ropa, o de cualquier negocio, consiste en registrarse y pagar los impuestos de la empresa. Por lo tanto, usted'querrá solicitar un EIN con el IRS. Aunque el EIN no es obligatorio para todas las empresas, obtenerlo puede ayudarle a presentar sus impuestos, solicitar una cuenta bancaria y acceder a la financiación de la empresa.

5. Diseñar y abastecerse de la ropa para su línea

Una vez que hayas dado todos los pasos necesarios para oficializar tu negocio, es hora de entrar en el meollo de aprender a montar una línea de ropa: diseñar tus prendas y abastecerte de material.

Esta puede ser la parte más difícil del proceso para muchos empresarios que inician una línea de ropa, especialmente los que no han trabajado antes en la industria de la moda. Así es como los diseñadores a los que hemos entrevistado abordan el proceso.

Encontrar los materiales adecuados

Puede que tengas una idea clara de los materiales con los que quieres crear tus productos, o puede que tengas que explorar primero.

Antes de formular la mezcla de poliéster y lycra de sus polos, Jordan Sack, de Tillinger, llevó a cabo su propia investigación sobre el proceso de producción:

«Compré un montón de camisetas de golf de la competencia y estudié los materiales que utilizaban. Luego, me puse en contacto con viejos amigos que trabajaban en el sector y les invité a cenar a cambio de su tiempo. Fue un montón de momentos fortuitos que se juntaron. Un amigo me llevó a un patronista, que a su vez me llevó a un clasificador/marcador que conocía a un cortador. de una fábrica de muestras en el distrito de la confección. Fue bastante desechable. No hay un tutorial en línea fácil de seguir. Sólo hay que ser ingenioso.»

Y luego, por supuesto, está la cuestión del coste. Uno de los principales retos a los que se enfrenta todo diseñador es conciliar el coste y la calidad de los materiales, aunque Mehrban afirma que esta decisión dependerá en gran medida del presupuesto y los valores de cada diseñador.

Por su parte, Mehrban afirma: «Hemos descubierto que comprometer la calidad no funciona». La reducción de costes es una parte importante de cualquier modelo de negocio, pero nunca trabajamos con fabricantes o materiales inferiores. Si podemos encontrar algo mejor, eso es lo que usaremos.»

Erum Ilyas, la fundadora de AmberNoon, también decidió dejar un margen extra en su presupuesto para asegurarse de que fabricaba su ropa con los tejidos más eficaces disponibles y, como resultado, puso un precio más alto a su ropa.

Esto era especialmente importante porque la propuesta de valor única de AmberNoon depende de la calidad de sus materiales de protección solar: Ilyas es una dermatóloga certificada que ha dirigido su propia consulta durante una década. A pesar del amplio conocimiento público sobre la prevención del cáncer de piel, sigue siendo el tipo de cáncer más común en la actualidad. Eso la inspiró a lanzar su línea de ropa con protección solar que las mujeres pueden usar todos los días.

«Dada la calidad de los tejidos, los elementos de diseño y las bajas cantidades mínimas de pedido con las que empecé, tengo un precio más alto de lo que me gustaría a largo plazo», dice Ilyas. «Al fin y al cabo, quiero asegurarme de que cualquiera pueda acceder a este increíble producto para su beneficio.»

Dependiendo de tus objetivos y de la misión de tu línea de ropa, puede que te convenga sacrificar el precio que quieres alcanzar en favor de materiales duraderos y de calidad. Cuando se lanza una línea por primera vez, se desea especialmente que el producto impresione al consumidor como el de mejor calidad posible.

6. Asociarse con un fabricante

Encontrar el fabricante adecuado para producir tu ropa es crucial para dar vida a tu visión y objetivo de tu marca. Al fin y al cabo, si no tienes un fabricante fiable, tu línea de ropa no puede existir en absoluto.

«Puedes tener una gran idea, un gran concepto, cubrir todas las bases», dice Ilyas. «Pero si el fabricante no puede producir de acuerdo con sus especificaciones, mantener la calidad y ser fiel a su concepto, su mensaje está perdido.»

Cuando busques un fabricante, ten en cuenta factores como la cantidad mínima de pedido, el coste, la calidad y la fiabilidad. También es posible que quieras encontrar un fabricante con patronistas internos para agilizar tus procesos.

«El fabricante con el que me he asociado es una fábrica local de Bali, que se especializa en la producción de punto y elástico», dice Dabney. » La fábrica ofrece servicios de desarrollo, patronaje y producción, por lo que todos los elementos están bajo un mismo techo, lo que es importante para el control de calidad.»

Para reducir los costes y mantener la asequibilidad de su producto, puede considerar la posibilidad de exportar sus procesos de fabricación al extranjero, como hizo Dabney. Ya sea que produzca su ropa en el país o en el extranjero, vale la pena adoptar un enfoque práctico en la búsqueda de sus materiales y fabricantes.

«Hubo muchas pruebas y errores, y perdimos una buena cantidad de dinero tratando de encontrar los socios adecuados», dice Mehrban sobre la búsqueda de los fabricantes adecuados para producir la ropa de True Vision LA.

» Es muy difícil saber cómo se ajustará una prenda, o adivinar la sensación de la mano basándose en una imagen. Cometimos el error de confiar en las representaciones fotográficas antes de realizar los pedidos al por mayor inicialmente, y nos costó. Una cosa que he descubierto es que la integridad del producto tiende a coincidir con el nivel de integridad del fabricante, y cuando eso falta, te encuentras con problemas. Es muy importante trabajar con socios que tengan los mismos ideales que tú.»

Y no te sientas presionado a producir una línea de ropa completa de más de 10 años desde el principio, especialmente si sientes la presión sobre tu presupuesto (o tu cordura) – Donna Karan, por ejemplo, construyó su marca epónima a partir de su ahora clásica colección «Seven Easy Pieces». Así pues, empiece por perfeccionar unos pocos artículos, evalúe la respuesta de su mercado y construya su marca a partir de ahí.

7. Poner precio a tus productos

Para ello, antes de lanzar su línea de ropa, tendrá que fijar el precio de sus productos. Una vez que haya encontrado los materiales y la fabricación, tendrá una mejor idea de lo que cuesta iniciar su línea de ropa y, por lo tanto, podrá fijar el precio de sus artículos en consecuencia.

En cuanto a los precios, querrá encontrar un equilibrio entre la obtención de beneficios y la fijación de un precio que los clientes estén dispuestos a pagar. Dicho esto, tu estudio de mercado entrará en juego con los precios: ya deberías tener una idea de quién es tu grupo demográfico, cómo son sus hábitos de consumo y cuánto estarían dispuestos a gastar en tus artículos.

Por supuesto, no estás casado con el precio inicial que elijas: al igual que los artículos que decidas crear, siempre puedes decidir editar o cambiar el precio cuando lances tu línea de ropa.

8. Decide dónde vender tu línea de ropa

Una vez que haya creado su línea de ropa y haya decidido una estrategia de precios, estará listo para empezar a vender. Sin embargo, antes de lanzar tu línea, tienes que determinar dónde vas a vender.

Como hemos mencionado anteriormente, esto es algo que debería haber pensado como parte de su plan de negocio y de su investigación – y ahora es el momento de ejecutar.

Por lo tanto, si crees que empezar a vender ropa online es la mejor vía, querrás crear la plataforma para lanzar tus productos y tu marca. Es probable que quieras empezar creando tu propia página web de comercio electrónico, así como cuentas en las redes sociales.

Una vez que hayas lanzado tu línea de ropa, puedes decidir diversificar tus canales de venta vendiendo tu ropa a través de tus canales de redes sociales, o incluso uniéndote a un mercado como Amazon, eBay o Etsy.

En general, vender tu línea de ropa online será mucho más asequible y manejable que crear tu propia tienda física. Una vez más, si tienes éxito vendiendo en línea, puedes decidir lanzar un local físico, o incluso considerar la venta de tu línea a grandes revendedores, como los grandes almacenes.

En cualquier caso, cuando empieces en Internet, querrás elegir una plataforma de comercio electrónico para crear y gestionar tu tienda. Querrá buscar plataformas con plantillas creativas, ya que el diseño de su tienda online será importante para los clientes y para su marca.

También querrá buscar plataformas que puedan acomodar variaciones de productos – en otras palabras, la misma pieza en múltiples tallas o colores – para que pueda listar su línea de ropa de la manera que desee. Para ello, algunas de las mejores plataformas que puedes considerar son Shopify, BigCommerce o WooCommerce.

9. Comercializa tu línea de ropa

Una vez que haya establecido el lugar donde va a vender su línea de ropa, ya sea su propia tienda online, un mercado o cualquier otro lugar, tendrá que conseguir que sus productos se vean.

Para ello, sin un plan para dar a conocer tu producto, todo el trabajo que has hecho para localizar a tus productores no servirá de nada. Y si no eres un mercadólogo nato, debes saber que esta es una habilidad que necesitarás para mantener las puertas de tu línea de ropa abiertas (ya sea física o digitalmente) – como dice Mehrban, «Construir una startup de moda tiene cuatro partes de ventas y marketing y una parte de diseño».»

No necesitas un gran presupuesto de marketing ni experiencia previa en marketing empresarial para dar a conocer tu marca de forma eficaz; de hecho, muchos emprendedores se limitan a utilizar sus cuentas (gratuitas) en las redes sociales como principales canales de marketing. Aparte de su bajo coste, plataformas como Instagram y Facebook permiten una mayor transparencia y conexión con tu base de clientes, algo que los consumidores modernos valoran.

«Desde el principio del proceso, hice todo lo posible para documentar mi viaje para crear una empresa», dice Sack. «Esa era más o menos mi estrategia de contenidos. No tenía un departamento de marketing enorme y creativo. Si fuera a elegir botones, haría una foto y la colgaría en Instagram y compartiría esa historia de botones del día.»

Más allá de aprovechar las redes sociales, hay montones de ideas de marketing gratuitas que puedes poner en práctica para difundir tu marca. La clave es la coherencia y la cohesión; asegúrate de que cada pieza de material de marketing o campaña se ajusta a la voz, la estética y los objetivos de tu marca. Una estrategia de marca inconexa confunde a tu base de clientes, lo que no augura una buena fidelidad, que es clave para convertir los clientes potenciales en ventas a largo plazo.

También debes saber que, aunque hayas empezado tu línea de ropa con una idea clara de cómo comercializar con tus clientes, éstos son inconstantes. Así que no dejes de comunicarte con tus clientes una vez que tu investigación inicial haya terminado. Presta especial atención a sus preferencias estéticas y de compra y adapta tus materiales de marketing y tu producto a ellas.

«Empezamos con una visión clara del diseño y la marca», dice Mehrban.

«Sabíamos que queríamos vender ropa «muy ponible», o lo que otros llaman productos básicos. El reto era -y en mi opinión será siempre- encontrar lo que motiva a los clientes a comprar. Todas las marcas luchan por motivar a los clientes, y es algo que nunca termina, incluso para las marcas más consolidadas. Una vez que hayas descubierto tus segmentos, tendrás que seguir investigando sobre ellos. Sus motivaciones cambiarán con el tiempo, e incluso la demografía de esos segmentos puede cambiar. Lo que funcionó la temporada pasada no necesariamente funcionará esta temporada. Las marcas que sobreviven son las que están preparadas para adaptarse a un entorno muy volátil.»

10. Trabaje con un experto

Aunque la idea de tu línea de ropa haya sido puramente tuya, no se puede esperar que lances tu negocio por completo sin algo de ayuda aquí y allá. Esto es especialmente cierto si no tienes experiencia en el sector de la moda. Recurrir a un experto o a una comunidad de empresarios de la moda puede suponer la diferencia entre el éxito y el fracaso de tu empresa.

Marianna Sachse es la fundadora de Jackalo, una línea de ropa infantil duradera y sostenible. No tenía ninguna experiencia en diseño, pero al contratar a un consultor y unirse a StartUp Fashion, una comunidad online de diseñadores independientes, recibió la información y el apoyo que necesitaba para poner en marcha su empresa:

«A los nuevos diseñadores les recomiendo que se rodeen de expertos. Encontré un consultor que había trabajado con marcas de gran éxito a través de un amigo diseñador, e hice un programa intensivo de cuatro semanas para hacerme una idea de la competencia y de cuál sería el posicionamiento de mi marca. Y StartUp Fashion me ayudó a asegurarme de que tenía todo el material que necesitaba para comunicarme eficazmente con las fábricas, y me puso en contacto con una comunidad de empresarios de la moda que son un recurso fabuloso.»

Sin embargo, no te conformes con un mentor sólo porque tenga una amplia experiencia en el sector. Como ocurre con cualquier otra persona a la que dejas entrar en un aspecto importante de tu vida -ya sea tu pareja, tu abogado de empresa o tu mentor empresarial-, haz una comprobación visceral antes de hacer caso a los consejos de tu asesor.

Si no tienes un amigo del sector que pueda ayudarte», dice Sack, «te recomendaría un asesor, pero es muy importante que puedas confiar en él». Yo'he cometido ese error. Sigue tu instinto. Si no te parece bien, no lo es.»

Sachse también advierte que algunos asesores dicen tener más experiencia de la que realmente tienen. Encontrarás a los consultores más fiables a través del boca a boca, así que empieza tu búsqueda recorriendo tu red (LinkedIn es un gran recurso para esto).

11. Averigua cómo gestionar tus finanzas

Usted dio el primer paso para gestionar sus finanzas cuando registró su empresa para obtener un EIN. Sin embargo, una vez que hayas lanzado tu línea de ropa y empieces a meterte de lleno en el día a día de la gestión de un negocio, hay algunos otros pasos que son esenciales para gestionar adecuadamente tus finanzas y preparar tu negocio para el éxito.

Dicho esto, querrá tener en cuenta lo siguiente:

  • Abra una cuenta bancaria comercial: Aunque hayas empezado tu línea de ropa como propietario único, es importante tener una cuenta bancaria comercial dedicada. Abrir una cuenta específica para tu negocio te ayudará a separar tus finanzas empresariales de las personales, lo que te ahorrará posibles dolores de cabeza contables, fiscales y legales en el futuro. Además, al igual que la solicitud de un EIN, tener una cuenta bancaria comercial te ayudará a la hora de solicitar financiación para tu negocio de ropa.

  • Obtenga una tarjeta de crédito comercial: Con todos los costes iniciales asociados a la creación de una línea de ropa, una tarjeta de crédito comercial puede ser especialmente útil, no sólo como forma de financiar tus operaciones, sino también para ayudarte a empezar a crear crédito, así como para beneficiarte de cualquier recompensa que ofrezca la tarjeta. Para una tarjeta de crédito que pueda devolver inmediatamente el dinero a tu negocio, querrás considerar las mejores tarjetas de crédito para empresas con devolución de efectivo.

  • Establece tu contabilidad: Para gestionar los proveedores, los fabricantes, las ventas y los costes asociados a la creación de tu línea de ropa, deberás crear un sistema de contabilidad para gestionar todo en un solo lugar. Hay una gran variedad de opciones de software de contabilidad en el mercado.

Software de contabilidad y teneduría de libros

Comprar ahora

en el sitio web de QuickBooks's

QuickBooks Online
A partir de 25 dólares al mes.
Leer la reseña.

Compre ahora

en el sitio web de FreshBooks's

Contabilidad de FreshBooks
A partir de 15 dólares al mes.
Leer reseña.

Leer la reseña

Contabilidad de GoDaddy
$4.A partir de 99 euros al mes.

Leer la reseña

Sage 50cloud
$47.25 por mes y más.

Leer la reseña

Ola financiera
Gratis (hay complementos disponibles).

Leer la reseña

Xero
11 dólares al mes o más.

Leer reseña

Zoho Books
0 dólares al mes y más.

12. Conseguir financiación para su línea de ropa

Conseguir que tus finanzas estén situadas te ayudará con el último paso de esta guía sobre cómo empezar una línea de ropa: encontrar financiación.

Al igual que la mayoría de los empresarios de cualquier sector, los diseñadores de ropa que entrevistamos han recurrido en su mayoría a la autofinanciación de sus empresas, utilizando una combinación de sus propios ahorros y las contribuciones de amigos y familiares. Esto tiene sentido, ya que obtener un préstamo para una empresa muy joven -sin las pruebas necesarias de un historial financiero para mostrar a sus prestamistas- puede ser muy difícil.

Aparte del bootstrapping, hay otras opciones para financiar una startup que puedes explorar para ayudarte a lanzar tu línea de ropa. El crowdfunding puede ser una forma sorprendentemente lucrativa de recaudar fondos al principio de tu empresa; además, el crowdfunding puede servir como método para investigar tu mercado y medir el interés de los clientes en tu producto.

Es poco probable que puedas financiar el 100% de tus costes operativos únicamente a través de Kickstarter, Indiegogo o una plataforma similar. También puedes considerar la posibilidad de buscar financiación de capital, como un inversor ángel o incluso una empresa de capital privado.

Estos inversores aportan grandes cantidades de dinero en efectivo para ayudar a las startups prometedoras a despegar, a cambio de una participación en el negocio. Pero sólo acércate a los inversores privados si estás de acuerdo en sacrificar una parte del control de tu negocio.

Preguntas frecuentes

1. Cuánto cuesta iniciar una línea de ropa?

Los costes de puesta en marcha pueden variar mucho entre las diferentes líneas de ropa, pero en general, una línea de ropa de tamaño pequeño necesitará un mínimo de 500 dólares para empezar, una línea de tamaño medio debería tener entre 1.000 y 5.000 dólares para los costes de puesta en marcha y una línea grande necesitará aproximadamente entre 25.000 y 50.000 dólares por adelantado.

Antes de empezar a planificar su línea de ropa, querrá calcular y anticipar los costes de puesta en marcha como:

  • Costes de fabricación.

  • Costes de abastecimiento de productos y materiales.

  • Costes de diseño y entrega.

  • Página web y costes de marketing (que pueden incluir la fotografía del producto).

  • Costes de distribución.

2. ¿Cuánto ganan las líneas de ropa al año??

La media nacional de ingresos de los propietarios de líneas de ropa es de aproximadamente 51.000 dólares al año. Los beneficios de una línea de ropa pueden oscilar entre los 23.751 y los 140.935 dólares, dependiendo de la ubicación, los detalles de la línea, los gastos, los esfuerzos de marketing y el tamaño de la empresa.

3. ¿Es necesario registrar una línea de ropa??

Aunque no tienes que registrar legalmente tu línea de ropa, es muy recomendable. La marca registrada de tu(s) marca(s) puede proteger tu trabajo creativo y tus productos.

4. ¿Cómo se consigue el material para una línea de ropa??

Usted puede optar por obtener los materiales de su línea de ropa en línea a través de proveedores de tela de comercio electrónico o en persona de un minorista de ladrillo y mortero. Aunque las tiendas online pueden ofrecer precios más asequibles o descuentos por volumen, visitar una tienda en persona te permitirá ver, sentir y experimentar plenamente el tejido antes de comprometerte.

El resultado final

En general, los empresarios entrevistados dijeron que la paciencia, la capacidad de adaptación y la dedicación son rasgos cruciales para aprender a crear y dirigir su propia línea de ropa.

Tanto si tienes experiencia en la puesta en marcha de tu propia pequeña empresa como si no, espera superar serias curvas de aprendizaje. Empezar una línea de ropa desde cero no siempre es un paseo por el parque y supone retos diferentes a los de otras pequeñas empresas.

Pero si eres implacable en tu dedicación, no encontrarás mejor satisfacción que ver a tus clientes vivir sus vidas con tus creaciones, y hacerlo en tus propios términos.

«La parte más gratificante de empezar mi propio negocio es que puedo trabajar con ropa con la que estoy obsesionada cada día," Dabney dice. "Además, tengo la libertad de dirigir mi negocio como quiera, así que sé que lo que hago es un reflejo directo de mi visión. Después de poner en marcha mi propio negocio, me siento muy identificado con la cita: «Elige un trabajo que te guste y no tendrás que trabajar ni un solo día en tu vida.'»

Deja un comentario