Transductores de desplazamiento

El transductor de desplazamiento, conocido también como transductor "de corriente Eddy" o proxímetro, se aplica normalmente para bajas frecuencias (por debajo de 1.000 Hz) en cojinetes de fricción de turbomáquinas. Los proxímetros se emplean para medir el desplazamiento radial o axial de ejes. Se instalan en las cubiertas de rodamientos o a su lado y detectan el desplazamiento del eje en relación a su posición de anclaje. Un sistema de captación de proximidad de tipo Eddy se compone del propio sensor y un acondicionador de señal. Su respuesta en frecuencia es excelente. No tienen un limite inferior de frecuencia de trabajo y se emplean en la medición tanto de vibración como de la posición axial de ejes.  
Figura 23: Transductores de corriente Eddy.
 

 

Ventajas del transductor de desplazamiento:
  • Mide el movimiento relativo entre su punta y el eje de giro.
  • Su empleo es de especial utilidad en maquinaria rígida donde se transmite muy poca vibración a la carcasa de la máquina. Esta situación se da si la masa de la carcasa es del mismo orden de magnitud que la del eje.
  • Mide tanto la componente continua como alterna de una señal vibratoria. La tensión continua permite localizar físicamente el eje en el cojinete objeto de estudio. La tensión alterna suministra información de la forma de onda y del espectro de vibración, lo que permite diagnosticar y observar la evolución de defectos mecánicos.
 
Figura 24: Proxímetros en un cojinete.
 
 
 
 
 

 

Inconvenientes del transductor de desplazamiento:
  • Estos transductores deben instalarse permanentemente. Esto es siempre costoso, e incluso imposible en algunos casos.
  • El rango de frecuencias está limitado en cierto modo respecto a otros modernos transductores típicamente lineales entre 0-1.000 Hz.
  • Se requiere un acondicionador de señal.
  • Los transductores de desplazamiento se ven afectados por errores de lectura eléctricos y mecánicos. Incluso pequeñas grietas en el eje pueden hacer que el transductor las interprete como una gran actividad de vibración.
 
Figura 25: Esquema de un proxímetro.
 
 
 
 
 

 

<< 3 / 9 >>