Clasificación de normas y guías de aplicación

Atendiendo al ámbito de aplicación podemos distinguir los siguientes tipos de normas:
  • Normas Internacionales (ISO): Se considera de máxima prioridad en transacciones internacionales, siendo en la práctica el punto de partida para valorar la severidad de vibraciones. El principal inconveniente que presenta dicha norma es su carácter general.
  • Normas Europeas (EN): Dentro del ámbito de la Unión Europea, las normas o directrices europeas están constituyendo en los últimos años la referencia a la que adecuar las correspondientes normas de carácter nacional.
  • Normas Nacionales (UNE): Normativas a nivel nacional elaboradas por la entidad privada AENOR (Asociación Española de Normalización y Certificación), normalmente a partir de las normativas internacionales y europeas.
  • Recomendaciones y guías de fabricantes: Son recomendaciones de los fabricantes sobre los niveles de vibración permisibles por sus equipos. En la actualidad se limitan al área de la turbomaquinaria, aunque hay una gran tendencia a exigir este tipo de información del fabricante cada vez que se adquiere un equipo crítico.
  • Normas internas: Resulta recomendable desarrollar normativas internas propias de vibraciones por ser las que mejor se adaptan a los equipos tipo de cada planta productiva. Esta es una de las tareas más difíciles dentro del Mantenimiento predictivo, pero se ve recompensada a medio plazo por los excelentes resultados obtenidos.
 
<< 2 / 9 >>